CARTA DE SOLIDARIDAD ENTRE PUEBLOS

schermata-2016-11-29-a-11-54-14

Es nuestro derecho preservar el territorio, la cultura y la espiritualidad que han alimentado la vida de los pueblos originarios en el mundo.

Derivado de los acontecimientos violentos que se han suscitado desde los meses de septiembre y octubre de 2016 en el territorio de la Tribu Sioux (nación hunkpapalakota) de Standing Rock y otros pueblos que de manera ancestral han habitado el margen del río Missouri así como las zonas aledañas en los Estados Unidos de América.

Los que suscribimos la presente, pueblos, comunidades indígenas y campesinos, organizaciones sociales, civiles, investigadores independientes del estado de Oaxaca, México. Manifestamos nuestro repudio por la violación sistemática de los derechos humanos por la imposición del proyecto Dakota Access Pipeline (DAP) que afectará en el territorio, el agua, así como los elementos culturales de la Tribu Sioux de Standing Rock.

Sobre el proyecto Dakota Access Pipeline se estima un monto 3 mil millones de dólares, con una extensión de unos mil 800 kilómetros, mismo proyecto que fue modificada su ruta inicial pues presentaba una amenaza y posible contaminación del agua que afectaría a la ciudad Bismarck N.D en un acto de racismo y discriminación, la nueva ruta del proyecto afectara al alrededor de 25 kilómetros sobre las tierras sagradas del pueblo Sioux.

La implementación del proyecto Dakota Access Pipeline ya registra sus primeras expresiones de violencia dirigida a defensores o actividades “protectores del agua” que se han manifestado de manera pacífica instalando sus campamentos y han señalado los impactos negativos sobre la tierra, el agua y los lugares sagrados que traería en Oleoducto. En varias ocasiones se han registrado actos de agresión directa por medio de la fuerza pública y privada, en la que han lanzado gas lacrimógeno, gas pimienta, perros de ataque para tal fin, mismos que han registrado detenciones arbitrarias y diversos tipos de intimidación –desnudando a los detenidos con el pretexto de buscar drogas-, acontecimientos que han quedado registrados en diversos medios locales. Sobre la implementación del Oleoducto se derivan otras violaciones a los derechos humanos de los pueblos originarios, se trata de impactos negativos sobre el territorio que modificaran y restringirán el territorio, destrucción de los cementerios y lugares sagrados así como el acceso al agua limpio y la posible contaminación por filtraciones en el subsuelo.

Este proyecto violenta todos los tratados internacionales en materia de derechos humanos de los pueblos originarios, aunque el gobierno de Estados Unidos no forma parte.

A lo largo de la historia la abrogación de tratados específicos entre los pueblos indígenas y el gobierno de Estados Unidos han sido anulados con el interés de despojar de los territorios a los pueblos y brindar beneficios a grupos empresariales. Así en el marco internacional este gobierno no ha ratificado convenios y tratados internacionales en la materia de derechos humanos y pueblos indígenas.

Nosotros los pueblos indígenas y campesinos en México estamos sufriendo las mismas amenazas por megaproyectos que en forma de hidroeléctricas, contaminación del maíz, proyectos mineros, proyectos eólicos entre otros se pretenden adueñar de la tierra, los bienes naturales comunes y despojarnos de nuestros territorios.

Frente a la situación política actual hacemos un llamado a estrechar los lazos de unidad entre los pueblos, activistas, redes o movimiento para solidaridad internacional entre pueblos que están resistiendo este tipo de modelo económico y sus megaproyectos para garantizar el respeto a los derechos humanos de las y los defensores y pueblos originarios.

Manifestamos nuestro rotundo rechazo a todas las agresiones directas, exigimos cesen todos los actos de violencia, hostigamiento y represión que se está generando por la imposición de este proyecto a los pueblos y de manera particular a los “Protectores del agua”.

Nos manifestamos a favor de la vida de los pueblos en el continente americano, así como a la protección de los derechos de los pueblos originarios para preservar el agua, el bosque, las montañas y todas las relaciones espirituales que nos determinan como pueblos originarios.

Nos solidarizamos con la Tribu Sioux de Standing Rock en su defensa del territorio, del agua y de la identidad cultural.

Fraternalmente
Pueblos, comunidades indígenas y campesinos, organizaciones sociales, civiles, investigadores independientes del estado de Oaxaca, México.

Espacio Estatal en Defensa del Maíz
Organización de Agricultores Biológicos AC
Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez UNOSJO S.C.
Servicios del Pueblo Mixe AC
Universidad de la Tierra A.C
Tequio Jurídico A.C.
Servicios para una Educación Alternativa A.C. EDUCA
Desarrollo Agroecológico Mixteco AC
Enlace, Comunicación y Capacitación A.C.
Centro de Desarrollo Integral Campesino de la Mixteca A.C. CEDICAM
Coalición de Maestros y Promotores Indígenas de Oaxaca A.C
Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios

Descarga aquí la Carta de Solidaridad en Español
Dowload here the Open Letter of Solidarity

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s